Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de marianosinues
  • El blog de marianosinues
  • : Blog dedicado a la cultura, la historia, el arte y la arqueología
  • Contacto
13 septiembre 2014 6 13 /09 /septiembre /2014 07:28

No hay visitante de la ciudad que no haya pasado por la Plaza del Ayuntamiento. Y hasta es posible que lea la placa que habla del Privilegio de la Unión, o le den alguna explicación sobre ella. Su fachada es noticia mundial cada 6 de julio. Pero lo cierto es que edificio y plaza dan para mucho más que para la mera mención de su papel como lugar en el que empiezan los sanfermines.

La Casa de la Jurería o del Regimiento

En el llamado Privilegio de la Unión, de 1424, que da lugar a la unión definitiva de la ciudad, se establece la construcción del precedente de Ayuntamiento, la denominada Casa de la Jurería, en los terrenos que en el s. XV eran una tierra de nadie. Y más concretamente, en el foso que estaba delante de la torre Galea (del amurallamiento del burgo de San Cernin).

Con los habituales retrasos, se erigió a lo largo del s. XVI. Pero nunca fue un edificio ni terminado del todo, ni en muy buen estado. Las reparaciones y reformas se suceden a lo largo de los s. XVI a XVIII.

Una sede provisional para la Alcaldía

A mediados del s. XVIII, con la excepción del sobresótano (que albergaba el depósito de grano o almudí, y el "peso general") era evidente el estado lamentable de este primitivo edificio. Suelos, bóvedas y escaleras amenazaban con desplomarse.

Ante la inminencia de su colapso definitivo, el edificio fue desalojado, y se instaló una sede provisional (1752-1760) en el cercano Palacio del Condestable.

El Ayuntamiento barroco y su fachada

En 1753 se derribó el primitivo edificio. El nuevo, obra de José Zay y Lorda, se prolongó hacia el Convento de Santo Domingo. Fue construido entre 1753 y 1760. La fachada fue terminada en 1756. Aunque sin el remate superior, frontón, ático y reloj incluidos, diseñadas por J.L. Catalán, en 1756, algo después del resto de la obra.

De dicha fachada, las dos estatuas de Hércules que la coronan, la Fama y escudo de la ciudad, y las ubicadas sobre un apoyo a ambos lados de la puerta (la Justicia y la Prudencia), fueron realizadas por el escultor José Jiménez a mediados del s. XIX. Aunque las estatuas de Hércules que vemos son copias. Las originales están en la calle Descalzos, en el llamado Patio de los Gigantes del edificio municipal junto a la iglesia de Descalzos.

ayuntamiento 

Fachada del Ayuntamiento de Pamplona

El Ayuntamiento actual

En buena medida, el edificio original sobrevivió hasta los años cincuenta de s, XX. Y algunos elementos del actual, como la escalera, mantienen ese espíritu original.

Sólo conserva del barroco la fachada. Entre 1951 y 1953, siguiendo un proyecto de Yárnoz, se procedió a la demolición total del edificio. Sólo sobrevivió la fachada. Todo lo demás es moderno.

La altura de Pamplona sobre el nivel del mar 


En los pilares que sustentan las estatuas de la Justicia y la Prudencia, a ambos lados de la puerta de acceso en la fachada, podemos leer la altura relativa de la ciudad: 443,80 m.s.n.m. respecto a Santander; y 444,67 m.s.n.m. respecto a Alicante

La Plaza Consistorial

Conocida fuera de la ciudad por ser el lugar del lanzamiento del cohete o txupinazo que marca el inicio de fiestas, desde un balcón de la fachada.

La plaza ha recibido a lo largo de la historia muchos nombres: Plaza del Regimiento, Plaza del Chapitel, Plaza de la Fruta, Plaza de Arriba. El nombre de Plaza de la Fruta le viene del tradicional mercado, especializado en fruta y verdura desde 1565, que llegará hasta el s. XX. El nombre oficial de Plaza Consistorial, fue aprobado en 1865. Aunque en Pamplona todo el mundo la llama Plaza de Ayuntamiento.

El principal cambio en el diseño de la plaza en época reciente. Se derribaron varias manzanas en el paso hacia la calle Mayor en los años cuarenta. De ellas, la llamada Casa Seminario fue derribada y reedificada, con la fachada retranqueada (apara alivio de corredores del encierro, era un auténtico embudo) bien avanzado el s XX.

Uno de los relojes más famosos del mundo

En la fachada podemos contemplar en lo alto un reloj, del s. XVIII (aunque el mecanismo fue sustituido en 1991).

Ese reloj es protagonista en todos los medios de comunicación del mundo cada 6 de julio. Presidiendo la enorme marea humana que bota, canta y grita, el reloj marca la hora para el disparo del txupinazo, el cohete que señala el inicio de los Sanfermines.

La Plaza de Santiago

La trasera del Ayuntamiento se abre a la Plaza de Santiago. En ella y en su continuación por la calle Mercado encontraremos edificios interesantes. Varios de ellos, del s. XVIII, están destinados hoy en día a actividades municipales. Una fue hace décadas Casa Marceliano, popular establecimiento sanferminero inmortalizado por su estrecha relación con el escritor Hemingway.

A esta plaza tiene uno de sus accesos el Mercado de Santo Domingo, que  conserva a duras penas el diseño de 1876, y aún tiene el encanto de estos mercados públicos.

Frente a la trasera del Ayuntamiento, al potro lado de esta plazuela se yergue la fachada barroca de la Iglesia de Santo Domingo, aunque el templo data del s. XVI. Una pronunciada escalera interior comunica con el suelo de la iglesia, emplazado cinco metros más bajo que la plaza. La arquitectura del interior es un buen ejemplo del arquitecto gótico-renacentista. El resto de la decoración es barroca, de la que destaca el órgano.

La iglesia, y el cercano claustro, es todo lo que queda del antiguo Convento de Santo Domingoque fue sede de la Universidad Pontificia y Real de Santiago, entre 1630 y 1771. El gran edificio sobrevivió como hospital militar y tras años de lamentable abandono, a finales del s. XX fue derribado en buena parte. En una de sus ventanas comenzó la tradición del cántico del Encierro. Tras ser derribado se abríó la hornacina en el muro de enfrente para ubicar la imagen de San Fermín. El claustro del convento sobrevive preservado en el patio del cercano edificio de Educación del Gobierno de Navarra.  

 

Sin duda, el centro neurálgico de la ciudad y de sus fiestas da para mucho, pero esperemos que estas líneas ayuden a conocerlo mejor a sus muchos visitantes, y a los propios pamploneses.

Compartir este post

Repost 0
Published by marianosinues - en Historia
Comenta este artículo

Comentarios