Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de marianosinues
  • El blog de marianosinues
  • : Blog dedicado a la cultura, la historia, el arte y la arqueología
  • Contacto
9 septiembre 2014 2 09 /09 /septiembre /2014 10:58

En los últimos años se ha revalorizado y redescubierto el gran patrimonio de época románica del complejo catedralicio de Pamplona. Tradicionalmente, la visita al conjunto catedralicio (con el preludio de la fachada dieciochesca) mostraba sobre todo su excepcional parte gótica. 

Pero, el gran complejo catedralicio pamplonés es uno de los pocos en Europa que conserva en su seno (y en su subsuelo) toda la gran variedad de edificios, salas y funciones que tenían lugar en estos espacios, acumulados desde el románico hasta el barroco.

Catedral, claustro, dependencias, patios, palacios, se suceden interconectados desde la plazuela de san José hasta las cercanías del frontón Labrit, ocupando en buena parte del extremo N del casco antiguo, dominando desde lo alto al cercano río Arga.

De lo que vamos a hablar aquí es de las fases anteriores a la catedral gótica, la más conocida.

La catedral prerrománica

El cristianismo está atestiguado en Pamplona desde el s. III d. C, pero nada se sabe de los primeros templos cristianos de la ciudad. En las excavaciones de la catedral se recuperaron datos de la primitiva catedral prerrománica, probablemente muy dañada en el ataque de Abderramán III en el año 924. Pero es muy poco lo conservado, un capitel reutilizado en la cimentación románica, restos de un pavimento, y una necrópolis excavada en el claustro gótico.

La excavación en curso del dormitorio bajo del Palacio románico, con motivo de la exposición Occidens, además de localizar restos romanos, y construcciones de la prehistórica ciudad vascona prerromana (la primera fase de la ciudad, que parece constatada ya con fiabilidad), ha mostrado muros y materiales asociables a un gran edificio de época visigoda que han permitido a algunos lanzar la hipótesis de la localización del palacio episcopal de Liliolo, primer obispo de la diócesis de Pamplona, aunque los arquéologos quieren esperar a su confirmación en próximas campañas.

El conjunto catedralicio románico.

De él se conservan visibles la cillería, el palacio románico, y la preciosa Capilla de San Jesucristo.El subsuelo del templo gótico, preserva las cimentaciones del gran templo románico, delimitado en excavaciones de los años noventa.

En el Museo de Navarra podemos admirar algunos de los capiteles de su primitivo claustro, y posibles restos de la fachada.

Hasta finales del siglo dieciocho se conservaba la fachada del primitivo templo románico. Una maravilla, si nos atenemos a los escasos restos que conocemos, y por el dato de su autor, el maestro Mateo y su entorno, el mismo del pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela. En las décadas finales del s. XVIII fue destruida para dar paso al actual.

Catedral

Bajo los muros de la catedral gótica (erigida al hundirse el edificio románico el 1 de julio de 1390), se preservan los cimientos de la gran catedral románica, construida entre 1110 y 1127.

Era una de las mayores de la península en su época, con planta en forma de T, tres ábsides en la cabecera, y dos torres a sus pies. Se conserva bajo su ábside derecho los restos de una pequeña cripta, sostenida por columnitas.

La fachada, obra del maestro Esteban y su equipo, perduró hasta su destrucción a finales del s. XVIII para levantar la fachada neoclásica.

Claustro

Los capiteles conservados en el Museo de Navarra dan testimonio de la gran calidad artística del claustro. Quizás situado próximo al palacio románico.

Saqueada la catedral en la Guerra de la Navarrería de 1276, fue utilizado por las tropas francesas como establo. Los daños fueron tales que, diez años después, los canónigos decidieron desmontarlo y construir el claustro gótico actual. En 1980, excavaciones en la zona del jardín del claustro gótico recuperaron dos basas románicas. En 2011, la excavación y exhumación de los enterramientos del claustro gótico sacó a la luz tramos de muros en la crujía este que pueden corresponder al muro exterior del antiguo claustro románico

Canónica o Cilla

Al lado de la catedral, podemos contemplar aquí la cilla, la despensa. Destaca su puerta, con la decoración de ajedrezado y tetrafolios en las arquivoltas (s, XII, tercer cuarto), y los capiteles con leones y águilas afrontados (hacia el 1100).

DSC_0093-copia.jpg

En color, la Canónica o Cilla, de época románica                 

Capilla junto a la Cilla

Conocida ya y restaurada en el siglo XX, casi olvidada, estudios recientes han determinado que se trata de una capilla del s. XI, situada hoy en día en un nivel superior, accesible sólo por una puerta pequeña a dos metros sobre el suelo actual. Estaría enclavada en origen en una torre que flanquearía la canónica, o el palacio del obispo.

Enfermería y capítulo

Contiguos entre sí y próximos al templo. Parece que formaban parte de uno de los lados del claustro románico. Estudios recientes la identifican en una dependencia accesible desde una pequeña puerta de la cripta de la capilla Barbazana. Es una gran sala de 24,15 m x 6,80m, similar en planta a Itzandegia, en Roncesvalles. a falta de más datos, sería anteriuro a 1270.

Palacio Románico del Obispo

Edificio de dos pisos en forma de L, adyacente al claustro gótico.

El lado más cercano al claustro, desde el que se accede, cuenta en su planta baja, con una Gran sala o Aula, el Dormitorio bajo, un espacio multifuncional que sirvió alternativamente de dormitorio, sala de banquetes, sala para impartir justicia, o de audiencias. En la época en que fue dormitorio, hubo de ser reformada en el s. XV por Lancelot, hijo bastardo de Carlos III el Noble, dada la humedad provocada por las filtraciones desde el cercano claustro. De ahí los arcos góticos con los escudos en la clave vinculados a Lancelot, y los forjados, para situar el dormitorio en alto.

Sobre esta sala, encontramos el denominado Dormitorio Alto, que parece conservar indicios evidentes de su pasado románico. 

La otra ala que forma la L del edificio cuenta en su planta baja con la Cámera. En sus muros vemos las ménsulas que nos indican que ya desde el principio fue concebida para dos plantas.

Se usó como dormitorio común y como sala de reuniones. Sobre ella se encuentra otra sala, llamada Teatrillo, usada desde el s. XVI como comedor, y cuya restauración se espera que pueda sacar a la luz ventanales románicos y góticos.

Capilla de Pedro de Roda o Santo Jesucristo

Construida a fines del s. XII, en el momento en el que se empieza a fusionar el románico con las primeras aportaciones del gótico. Es un pequeño espacio de nave única con cabecera recta.

Cuenta con bóveda de crucería sobre columnas de fuste liso, dos arcos formeros apuntados, y un arco fajón apuntado apeado sobre un grueso pilar decorado con modillones de rollo. Ábside de doble columna, de fustes lisos y gruesos pilares de columnas empotradas.

Sobre ella se construyó e el s. XVIII una sala, conocida como la Sala del pintor Basiano. Relacionada con la biblioteca barroca, sirvió en el s. XX de estudio para dicho pintor.

Sala de Pintura

 

Junto al palacio, a este pórtico acristalado se abre la puerta de acceso al palacio.

Sin duda, los descubrimentos en los próximos años aclararan muchos aspectos de la catedral románica.

Compartir este post

Repost 0
Published by marianosinues - en Historia
Comenta este artículo

Comentarios