Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de marianosinues
  • El blog de marianosinues
  • : Blog dedicado a la cultura, la historia, el arte y la arqueología
  • Contacto
9 octubre 2014 4 09 /10 /octubre /2014 10:05

Explicamos lo que se sabe de la extraordinaria cueva de Coscobilo, habitada durante casi cien mil años y destruida hace setenta años para hacer una cantera.

Hoy en día, Atapuerca es uno de los paradigmas españoles respecto a la Prehistoria. Un lugar lleno de cavidades habitadas durante casi millones de años, con descubrimientos de repercusión mundial. Coscobilo, a pequeña escala, pudo ser algo parecido para la prehistoria de una tierra rica en patrimonio como Navarra. En un entorno extraordinario, habitada en distintas fases a lo largo de al meno cien mil años.

A pesar de su desgraciada destrucción hace casi setenta años, la información recuperada sigue siendo de gran interés.

El hallazgo de Coscobilo

Destruida en los años cuarenta con motivo de de los desmontes de una cantera de cemento de Olazagutía, su valor como yacimiento fue descubierto por M. Ruiz de Gaona, que recuperó (él, y otros estudiosos como J. M. de Barandiarán) materiales en la gravera resultante de la destrucción.

Un entorno privilegiado

El corredor natural del río Arakil ha sido desde la Prehistoria un punto de paso para fauna, cultura, y seres humanos. Siempre fue una vía de movimientos culturales y de población.

Está flanqueado por las imponentes sierras de Aralar y Urbasa, zonas de actividad pastoril en la prehistoria, actividad asociable a la abundancia de monumentos megalíticos en ellas.

arakil.jpg

El valle del Arakil, visto desde el santuario de San Miguel de Aralar

Siguió siendo zona de paso en época romana (mansio de Aracaeli, en Huarte Araquil), probablemente recorrida por una vía romana. En la Edad Media formaba parte del primitivo Camino de Santiago (el Monasterio de Zamarze se superpone a los restos de esa mansio romana que hemos mencionado).

Aprovisionarse en la sierra de Urbasa

La altiplanicie de Urbasa, con una altura media de unos 900 m, es una plataforma plana en la que uno siente en muchos momentos la sensación de retroceder en el tiempo.

Nunca tuvo poblados o villas. Sólo hay cabañas de pastores, ganado suelto, y un solitario palacio, hoy medio en ruinas. Apenas tiene cursos de agua, pero sí hay fuentes.

Y, además de fauna, y cavidades, contaba con un recurso fundamental, a no más de cinco Km de Coscobilo: canteras de sílex. Desde el Paleolítico Inferior, en lugares de Urbasa como Aranzaduia, Bioiza, o Mugarduia, se tallaba el sílex (y se siguió tallando para dientes de hoz, o para piedras de fusil, hasta casi el s. XX).

En el Paleolítico Superior (Magdaleniense), y en el Aziliense, uno de los abrigos de esta sierra, Portugain, fue habitado en periodos cortos.

La cueva de Coscobilo

No hay muchos datos seguros sobre la cavidad. Se sabe que era una cueva orientada hacia el Sur en el valle de la Burunda, cerca del río Arakil, en las laderas de la sierra de Aralar, a unos 540 m.s.n.m. Se integra en un corredor natural rico en cavidades, con abundante agua, y con canteras de sílex cercanas. Controla el valle del curso encajado del Arakil, un punto geoestratégico de paso con una pequeña llanura junto al río que conecta dos grandes espacios abiertos. Por sus condiciones, este corredor sirvió necesariamente de tránsito a manadas de ungulados. Muchas ventajas para una pequeña comunidad prehistórica.

Se habla de una cavidad de grandes dimensiones. Lo que parece claro es que sus condiciones de habitabilidad, y su ubicación fueron lo suficientemente buenas como para que fuera utilizada reiteradas veces a lo largo de miles de años.

Investigadores como I. Barandiarán remarcan la importancia (en el caso del Gravetiense) de Coscobilo como centro de distribución de la producción de útiles líticos en los "talleres" y canteras de sílex de la sierra de Urbasa (Mugarduia N y S, Arandazuia...) y la relacionan con otros asentamientos cercanos al aire libre en el valle del Arakil, como Arya 70 y Pelbarte.

El yacimiento prehistórico y paleontológico de la cueva de Coscobilo

Hay testimonios materiales de que la cueva albergó a temporadas, comunidades humanas del Paleolítico Medio y Superior: Musteriense de tradición acheulense, acaso Chatelperroniense; Gravetiense; Solutrense; y, y tal vez Magdaleniense Superior y Final.

Los restos de la cavidad cuentan también con abundantes evidencias paleontológicas del Pleistoceno. En parte resultantes de la caza y/o consumo de fauna por los habitantes de la cueva que debía en algunos casos vivir en el lugar, permiten identificar ejemplares de jabalí, ciervo, corzo, cabra montés, caballo, oso pardo, lobo, zorro; y de animales inconfundibles del Paleolítico, como: hipopótamo, rinoceronte (Rhinoceros tichorhinus o el D. hemitoechus), leopardo (Felis pardus), bóvidos (Bos curvidens y Bison sp.), hiena, y oso de las cavernas.

Máximo Ruiz de Gaona, descubridor de Coscobilo y destacado paleontólogo

El sacerdote Ruiz de Gaona (1902-1971), investigó cavidades con fauna cuaternaria, para especializarse finalmente en microfauna eocénica. Miembro de la Real Sociedad Española de Historia Natural (1941), fue agregado del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid.

Sobre Coscobilo y su zona publicó muchas obras. Podemos citar, entre otras: “Sobre el Eoceno de Urbasa a lo largo de la carretera provincial de Olazagutía a Estella, La fauna principalmente nummulítica de la serie terciaria guipuzcoana, Un yacimiento de mamíferos pleistocénicos en Olazagutía” (1941); “Noticias del hallazgo y destrucción del yacimiento paleolítico superior más importante de Navarra (1952); o “Todavía algo sobre el yacimiento de Coscobilo (Olazagutía)” (1958).

 

Afortunadamente, los tiempos han cambiado. Pero sigue siendo tema de reflexión la facilidad con la que el patrimonio cultural se convierte en un problema cuando se cruza la economía por medio. 

Compartir este post

Repost 0
Published by marianosinues - en Historia
Comenta este artículo

Comentarios