Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de marianosinues
  • El blog de marianosinues
  • : Blog dedicado a la cultura, la historia, el arte y la arqueología
  • Contacto
14 febrero 2013 4 14 /02 /febrero /2013 11:25

El sábado 2 de febrero de 2013 se reinauguró la fuente que preside la plaza mayor de la localidad navarra de Dicastillo. Un magnífico trabajo de restauración que permite volver a acontemplar una fuente con varios siglos de antigüedad, datable aprox. hacia el s. XVI o inicios de s. XVII, y que fue desmontada y destruida en parte en los años cincuenta del s. XX.

 

P020213_1220-01-.jpg

 

Dicastillo

 

Enclavada en el piedemonte de las estribaciones meridionales del Montejurra, Dicastillo, señorío de realengo durante la Edad Media, fue incluida en 1448 en el condado de Lerín, en el que se mantuvo hasta el s. XIX.

 

La ubicación de su casco urbano responde al habitual modelo de poblamiento en un punto elevado, de buena visibilidad, dominando la zona cultivable. Tiene las laderas del Montejurra a su espalda (como en tantos otros, las zonas boscosas de encinares y robledales de su término se irían reduciendo paulatinamente a favor de la demanda de suelo), y el terreno de cultivo en torno y frente a la localidad, en un espacio que va descendiendo hacia el eje natural del curso del Ega que enlaza aguas abajo con el valle del Ebro.

 

Su intrincado urbanismo responde a un modelo de poblamiento de origen medieval, con el caserío agrupado en la elevación, quizás vinculable en su gestación a la torre de vigilancia ubicada posiblemente bajo la actual ermita de la Virgen de Nievas, que corona la localidad. Adaptado a los desniveles del altozano en que se enclava, el pueblo cuenta con tres barrios comunicados por calles en cuesta o por largas escalinatas. 

 

La plaza mayor de Dicastillo


Varios de los edificios que conforman su perímetro presentan la suficiente antigüedad como para considerar que, en líneas generales, su diseño se ha preservado a lo largo del tiempo. Este espacio trapezoidal, delimitado por edificios en piedra de varios siglos de antigüedad, entraría en el grupo de plazas públicas creadas en las localidades a partir del s. XVI, con frecuencia aprovechando eespacios abiertos en los que se celebraban mercados, asociados o no a amurallamientos. Hasta bien avanzado el siglo veinte, esta plaza contó con dos edificios con importancia en la historia local: la Casa de la sede (del s. XVII, todavía en pie), que fue temporalmente sede consistorial y cárcel; y la Casa abacial, la vivienda parroquial, derribada para construir el actual edificio consistorial.

 

Urbanización barroca de la plaza

 

Contó la plaza con un precioso pavimento de cantos y cintas con diseño radial, que convergía en la fuente y dirigía la escorrentía de la lluvia a favor de la pendiente de la plaza. parte de dicho pavmento, muy alterado por la reurbanización de los años cincuenta de s. XX. Bien documentado por fotografías de comienzos del  siglo veinte, fue recuperado en la intervención arqueológica de 2011, y conservado bajo el pavimento actual, que imita grosso modo al antiguo. La arqueología, a falta de intervenciones de mayor calado, y con las complicaciones inherentes a la larga y azarosa vida del empedrado, parece orientar de momento la cronología del empedrado hacia aprox. el s. XVII, muy probablemente coetáneo de la fuente. Algo similar, en cuanto a su cronología. podemos decir del sistema de alimentación y desagüe de la plaza a partir de una canalización de muretes de sillarejo, mal conservada en el tramo visualizado en la intervención de 2011.

 

DSC09906.JPG

 

La fuente de la plaza mayor

 

Es difícil precisar la cronología en estas obras rurales, poco documentadas. Los escudos labrados, el “primitivismo” de los rostros geométricos de las máscaras de las que surgen los caños de la fuente, apuntan más a producciones locales que una autoría de alto nivel artístico y fácil definición tipológica y clasificación estilística. Tampoco la intervención arqueológica ha permitido precisar más, dada la alteración de la parte de la plaza relacionada con la fuente y de los canales de alimentación y drenaje.

 

El conjunto de la fuente se preservó casi intacto hasta los años cincuenta del s. XX. En 1952 el Ayuntamiento decidió construir un kiosco sobre la fuente para que tocaran los músicos en las fiestas patronales. La obra supuso elevar una plancha de cemento sobre cuatro columnas. Esto supuso la destrucción de la pila, dejando sólo la fuente. Cinco años después se reurbanizó el pavimento, y se cubrió la plaza con cemento (perdiéndose en el proceso parte del pavimento de cantos). En 1970 la corporación acordó destruir el kiosco y hacer una fuente “bonita y artística” aprovechando algunas piezas del surtidor, rodeándola de árboles. La fuente quedó reducida a su columna y cuarto de esfera inferior, con un nuevo remate, aunque se guardaron otros elementos.

 

El diseño primitivo de la fuente está bien constatado en fotografía, y por testimonio oral del vecindario. Presidía el centro de la plaza, rodeada por una pila o estanque creado con un perímetro de losas verticales. El estanque, destruido lamentablemente en los años cincuenta, ha sido reconstruido en su totalidad con un aspecto muy similar al orirginal.

 

Alrededor de la pila discurría una acera a modo de anillo de cantos. Otro anillo de pavimento, más exterior, en depresión, recogía, canalizaba y encauzaba el agua de lluvia y el sobrante de la fuente, desde y hacia las calles radiales. Por testimonio oral sabemos que, debajo de cada caño, una piedra plana sumergida unos 10-15 cm. servía de apoyo para los cántaros del vecindario que venía a recoger agua. También sirvió de abrevadero para caballerías (e incluso la pila servía de refugio espontáneo en los festejos con vacas).

 

En el centro del estanque se eleva la fuente, conservada casi entera en sus elementos principales. Se apoya en el fondo sobre columna que recuerda el estilo toscano. Sobre ella se ubica un cuerpo central en forma de huevo, dividido en dos mitades: la inferior, media esfera decorada con motivos geométricos entre máscaras geométricas de cuyas bocas surgen los caños; la superior (reconstruida ahora, sólo se conservaba un fragmento), sin decoración, presenta una perforación circular en su parte superior, en la que se insertaba el remate.

 

El remate concentra la parte más historiada. Es una pieza monolítica de diseño complejo: su tramo inferior, de forma cilíndrica presenta ensogado y decoración vegetal en bajorrelieve; el tramo central semeja una pirámide truncada; y el superior conforma un prisma triangular con castillo labrado en cada cara, que representa el escudo de la localidad. La parte superior del remate pudo sustentar en origen una cruz.. Aunque el periodo de los s. XVI al XVIII resulta bastante complejo en lo que se refiere a la investigación de lo usos heráldicos, el motivo heráldico que decora las tres caras de este remate pétreo troncopiramidal, parece tener mayor semejanza con un escudo del siglo XVI conservado en la localidad.  

 

En cualquier caso, es motivo de alegría que una pequeña localidad uida tanto su patrimonio histórico, y haya realizado el esfuerzo de recuperar un elemento tan emblemático para un pueblo com una funte de esta categoría, que presidesu plaza mayor, sin duda el punto de reunión y de convivencia del vecindario.

Compartir este post

Repost 0
Published by marianosinues - en Historia
Comenta este artículo

Comentarios