Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de marianosinues
  • El blog de marianosinues
  • : Blog dedicado a la cultura, la historia, el arte y la arqueología
  • Contacto
15 septiembre 2014 1 15 /09 /septiembre /2014 09:23

A pesar de que los Sanfermines siguen siendo la referencia más conocida, poco a poco se va promocionando la imagen de Pamplona como ciudad con un digno patrimonio a visitar, a pesar de que aún falta bastante para alcanzar el nivel y la oferta al visitante que ofrecen otras ciudades. Uno de los aspectos a conocer de la ciudad radica en la nómina de palacios que puede contemplar, o visitar, el viajero.

No se caracteriza Pamplona por la profusión de palacios de la monarquía o de grandes casas nobiliarias, aunque hay una pequeña representación de cada periodo histórico de la ciudad. De la Edad Media se conservan parcialmente, el Palacio Románico de la Catedral, el Palacio Real, y una parte del Palacio del Condestable. De la transición entre lo medieval y el Renacimiento, tenemos el Palacio del Condestable. Del s. XVII contamos lo poco conservado en el Palacio del Redín. La mayoría de sus palacios datan del s. XVIII, una de las épocas de mayor auge y desarrollo de la ciudad, que conllevó una fuerte renovación monumental y urbanística. El más tardío cprresponde al decimonónico palacio de Diputación.

Desglosaremos la nómina de palacios pamploneses, algo de su historia, y sus ubicación:

PALACIO ROMÁNICO DEL OBISPO

Enclavado dentro del gran complejo catedralicio de la ciudad. Accesible desde el claustro. Es un edificio de dos pisos en forma de L. ha cobrado protagonismo con la exposicón Occidens. El lado más cercano al claustro, desde el que se accede, cuenta en su la planta baja, con una Gran sala o Aula, el dormitosio bajo, hoy en excavación (visitable duarnte el recorrido de la exposición occidens. Fue un espacio multifuncional, sirvió alternativamente de dormitorio (desde el s. XV), sala de banquetes, sala para impartir justicia, o de audiencias.

Sobre esta sala, encontramos el denominado Dormitorio Alto, que conserva el arranque de los arcos y señales de las separaciones de madera con las que se subdividió este espacio para dar intimidad a los canónigos.

La otra ala que forma la L del edificio cuenta en su planta baja con la Cámera. Varias ménsulas de sus muros indican que ya desde el principio fue concebida para dos plantas. Se usó como dormitorio común y como sala de reuniones. Sobre ella se situa la sala llamada Teatrillo, usada desde el s. XVI como comedor. Se espera que su restauración saque a la luz ventanales románicos y góticos.

PALACIO REAL

En la Cuesta de Palacio, s/n. Edificado en 1190,en época medieval fue residencia de reyes y obispos. Hacia 1530 pasó a a ser sede de los virreyes castellanos, y desde 1841 fue sede del Gobierno Militar hasta 1971.

Restaurado por el arquitecto Moneo como sede del Archivo General de Navarra, conserva en el exterior y en varias alas de su interior partes de su pasado palacial, y en el paseo situado en su parte posterior encontraremos la escalera vinculable al edificio, que baja al parking; y la gran nevera.

PALACIO DEL CONDESTABLE

Enclavado en la Calle Mayor, 2. La preciosa sala gótica y el cuerpo superior sobre ella datarían probablemente del s. XIV o XV. El cuerpo principal fue construido entre 1550 y 1560 por Luis de Beaumont, IV Conde de Lerín y Condestable de Navarra.

Fue residencia arzobispal durante los siglos XVII y parte del XVIII, y sede del Ayuntamiento entre los años 1752 y 1760.

Su adaptación como centro cultural supuso un hallazgo arqueológico reseñable: una gran necrópolis visigoda.

La restauración también aportó grandes valores. En el exterior, sacó a la luz la galería superior de arquillos que vemos en la fachada, y recuperó la esquina original. Al interior, permite contemplar unos maravillosos artesonados originales en las salas nobles del primer piso del palacio, con escenas vinculadas a los trabajos de Hércules; graffiti del s. XVI de los trabajadores que construyeron el edificio; y pinturas modernistas de inicios del s. XX.

Este centro cívico y cultural, con exposiciones temporales, alberga circunstancialmentee el Museo Sarasate (dedicado al gran violinista pamplonés)

PALACIO DE LOS REDIN CRUZAT

Del s. XVII, sobre la base de uno anterior, renacentista. Localizable en la calle Mayor, 31.

Poco se conserva de su factura barroca original. Merece la pena fijarse en la placa con un texto en latín que conmemora el nombramiento de Martín de Redín como Gran Maestre de la Orden de San Juan, en 1657. En la actualidad alberga un conservatorio de música.

PALACIO ARZOBISPAL

Construido entre 1734 y 1740. Ubicado en la Plaza de Santa María la Real, 1.

Edificio que sigue la línea de los palacios barrocos del centro-Sur de Navarra y del valle medio del Ebro: zócalo de piedra (dos portadas decoradas en estilo churrigueresco), varios pisos en ladrillo con balconada, y galería de arquillos en el último piso.

Destacan, entre otras cosas, su portada-retablo en la fachada principal; y la escalera con doble arranque y tramo final único, que sigue el esquema imperial.

PALACIO DE LOS CONDES DE EZPELETA

Situado en la calle Mayor, 65.Construido en 1709 por Pedro de Arriarán para el marqués de san Miguel de Aguayo, cuya carrera militar explicaría la destacada y escultórica portada (en la fachada principal) de tema marítimo militar, esculpida por Domingo Gaztelu.  Considerado el edificio más barroco de la ciudad con  Su portal o zaguán conserva una escalera doble y al fondo un patio de planta cuadrada.

Destaca también la fachada posterior con arquerías, visible desde la calle San Francisco, muy bonito, a pesar los añadidos para un fracasado intento de adecuación para uso escolar.

patio-palacio-condes-de-ezpeleta.jpg

Fachada posterior del Palacio de los Condes de Ezpeleta

Fue Convento de las Teresianas durante el s. XX, y hoy en día alberga parte de los estudios musicales de la ciudad.

PALACIO DE LOS GOYENECHE

Gran edificio de concepción cúbica, del s. XVIII. Reformado parcialmente en el s. XIX.

Cuenta al exterior con zócalo o pórtico de piedra, y pisos de ladrillo pintado. Sus fachadas dan a la Plaza del Castillo y a la calle Estafeta. Conserva el escudo de armas de la familia Ribed, que lo habitó en el s. XIX.

PALACIO DE LOS NAVARRO - TAFALLA

En la Calle Zapatería, 50. De la segunda mitad del s. XVIII, sede en origen de la familia de comerciantes Navarro - Tafalla. Cuenta con una fachada característica de este tipo de edificios barrocos en la ciudad, Sobresale una gran puerta señorial de toque rococó, dentro de un zócalo de pieda al que siguen varios pisos  de fábrica de ladrillo. Rematado por un alero muy volado, típico antaño en la ciudad. 

PALACIO DEL Nº 40 DE LA CALLE ZAPATERÍA

Próximo al anterior. también dieciochesco. Interesante fachada barroca, con interesantes balcones de forja. El interior, dedicado a servicios del municipo, está muy cambiado.

CASA CONSISTORIAL

Plaza consistorial s/n. El gran edidifio de la sede del ayuntamiento fue construido en 1752, tras el estado de ruina del edificio anterior, y reconstruido en 1768. El palacio fue destruido en 1951 y reconstruido en su totalidad. Sólo se salvó la fachada principal, aunque el zagúan guarda un poco el sabor original.

ayuntamiento Fachada del Ayuntamiento

PALACIO DE LOS CONDES DE GUENDULAIN

Situado en la calle Zapatería, 53, frente a la Plaza del Concejo. Construido a mediados el s. XVIII.  Fue creado por un antiguo virrey de Nueva Granada, ministro de Fernando VI. En 1845 llegó a ser residencia real, y llegó a albergar en el s. XIX, en una ocasión, a Isabel II y su corte. En la fachada se aprecia el escudo de su primer propietario, Sebastián Eslava Lasaga, que fue virrey de Nueva Granada y ministro de Fernando VI.

Hoy en día es un hotel. Es un amplio palacio barroco que conserva en su fachada el escudo de la familia propietaria. Lamentablemente, su riquísimo patrimonio fue subastado hace pocos años. En su interior alberga una hermosa carroza de estilo rococó de 1700, y una colección de carruajes y antiguos vehículos a motor.

En la preciosa plaza del concejo localizaremos otra de las fuentes neoclásicas de la ciudad, diseñdas casi todas por Luis Paret. Esta fuente de la plaza del Concejo, del s. XVIII, está rematada por una pequeña imagen de Neptuno.

PALACIO DEL MARQUÉS DE ROZALEJO

De principios s. XVIII, ubicado en la calle del Carmen, 17, en el espacio de la plaza de Navarrería. Pertenecio a la familia daoiz-Guendica. No visitable. en dicha plaza veremos la neoclásica fuente de Santa Cecilia realizada a partir del diseño de Luis Pret hacia 1788

Edificio barroco con plantamiento arquitectónico algo más complejo, con doble fachada, y acceso a diferente altura para cada fachada, por las circunstancias de topográficas de la zona. en el lado de la Plaza de Navarrería presenta una excelente escalera barroca en su portal. A la espera de que se le habilite un destino digno, es el peor conservado y más abandonado, aunque se está rehabilitando la cubierta para evitar su ruina.

PALACIO DEL ANTIGUO INSTITUTO PROVINCIAL

En el entorno catedralicio, en la calle Navarraería, 39, junto a la catedral. Construido en 1842, es un edifcio de estilo clásico y rico diseño interior, diseño de M.HIjón. La fachada es de inspiración renacentista. Destaca su patio interior porticado con columnas de hierro, también de inspiración renacentista, y el diseño de escalera.

Proyectado como isntituo, ha trenido distintos usos, y alberga hoy en día la sede de la adminisitración foral de cultura.

PALACIO DE DIPUTACIÓN

Ubicado en el arranque de la Avenida de Carlos III, con fachada al paseo de Sarasate y con el atractivo añadido en la calle San Ignacio del adosado edificio de lo que en tiempos fue el Archivo General de Navarra y su jardín. Se organizan visitas guiadas al palacio en fechas señaladas.

Proyectado en 1840 por José de Nagusía, tiene un diseño complicado, motivado por las circunstancias históricas del solar. La fachada del lado de la avenida de Carlos III es de 1929, de los hermanos Yárnoz, y cuenta con esculturas (1932) de Fructuoso Orduña (autor también de varias esculturas de la fachada al Paseo de Sarasate, colocadas en 1951). Esta reforma devino del derribo y traslado del Teatro Gayarre (la fachada actual del teatro es la original, desmontada y puesta en su lugar actual), que hasta entonces cerraba la cercana Plaza del Castillo y flanqueaba al Palacio de Diputación.

La antigua sede del Archivo General, obra de Ansoleaga, se construyó en 1896. El gran sequoia de su jardín, de unos 35 m de alto, fue plantado hacia 1855

Del interior destaca la majestuosidad del salón del trono, construido entre 1861 y 1865 (bajo la dirección de M. Hijón) con la estética de la época, y la fastuosa escalera de acceso. A reseñar el retrato de Fernando VII firmado por Goya, dentro de su apreciable patrimonio en obras de arte.

ANTIGUO PALACIO DE JUSTICIA

Remata el otro extremo del Paseo de Sarasate. Obra de J. Arteaga, de 1892. Se conserva sólo el exterior.También de diseño singular por la irregularidad del terreno. Con zócalo de piedra, pisos de ladrillo coon vanos enmarcados en piedra y alegoria escultórica de la Justicia en el remate.

Es la actual sede del Parlamento Foral de Navarra.

Esperemos que el visitante consiga disfrutar de la contemplación de estos edificios, dentro de la visita a todo lo reseñable de la ciudad.

Compartir este post

Repost 0
Published by marianosinues - en Historia
Comenta este artículo

Comentarios